2 Febrero, 2021

USIL participó en la instalación de la Mesa Ejecutiva para el Desarrollo del Sector Gastronómico

La Universidad San Ignacio de Loyola, representada por Sandra Zubieta, directora de la Facultad de Administración Hotelera, Turismo y Gastronomía, participó de la instalación de la décima Mesa Ejecutiva para el Desarrollo del Sector Gastronómico, la cual reunió a voceros de gremios del sector público y privado para plantear acciones que contribuyan a mejorar la productividad, competitividad y el crecimiento económico del sector.

La iniciativa de Produce y el MEF de unir al sector privado con autoridades del Gobierno y la academia es importante, porque permite que juntos puedan realizar sinergias y contribuir en la recuperación del sector de restaurantes, generando un espacio de diálogo para proponer iniciativas que permitan la supervivencia de este sector, sostuvo Zubieta.

Debido a que el turismo ha sido uno de los sectores más afectados por la pandemia, el Ministerio de Economía y Finanzas dispuso la conformación de esta mesa para reflexionar sobre la problemática actual y promover soluciones que contribuyan a que el Perú del Bicentenario sea un país con producción innovadora, sostenible e inclusiva a través del sector gastronómico.

Los voceros señalaron que se necesita una producción mucho más sostenible e innovadora, que favorezca la mejora de la productividad y competitividad de un rubro tan golpeado como el de los restaurantes; por ello, pidieron a las autoridades del Gobierno la exoneración del IGV y posponer el pago del Impuesto a la Renta hasta el 2023.

Asimismo, solicitaron el cambio de las condiciones de pago de Reactiva Perú para que tome las condiciones del FAE Turismo, es decir, 2 años de gracia y 3 años para el pago del crédito.

En la reunión también se abordó la preocupación de los empresarios gastronómicos por las restricciones y capacidad de aforos implementadas por el Gobierno para hacer frente a la pandemia, las cuales afectan directamente al negocio y la contratación del personal, que en gran porcentaje son estudiantes.

Frente a estas preocupaciones, Zubieta destacó que el rol de la universidad es ayudarlos con capacitaciones en temas de gestión sostenible de nuevos modelos de negocio, tecnología, temas de buenas prácticas en manipulación de alimentos, entre otros.